domingo, 28 de septiembre de 2014

#3 Leal


Leal es la tercera parte de la Saga Divergente escrita por Veronica Roth. Tras leer Insurgente tenía muchas ganas de saber como acababa y me ha gustado aunque no del todo. No recomiendo leer la opinión ni la sinopsis si no has leído los dos libros anteriores.









Una sola elección te define. La sociedad dividida en facciones en la que antes creía Tris Prior ha quedado hecha pedazos, fracturada por la violencia y las luchas de poder, y marcada por la traición. Así que, cuando tiene la oportunidad de ir más allá de los límites que ha conocido, Tris está más que dispuesta. Puede que , al otro lado de la valla, Tobias y ella descubran una nueva vida juntos más sencilla, libre de mentiras, lealtades confusas y recuerdos dolorosos. Sin embargo, la nueva realidad que de Tris es aún más inquietante que la que ha dejado atrás. Lo que creían haber descubierto deja de tener sentido. Surgen verdades explosivas que hacen cambiar de opinión a sus seres queridos. Y, de nuevo, Tris lucha por comprender las complejidades de la naturaleza humana (y de su propia naturaleza) a la vez que se enfrenta a elecciones imposibles que tienen que ver con el valor, la lealtad, el sacrificio y el amor.

Contada desde una doble perspectiva fascinante, Leal, de la autora superventas del New York Times Veronica Roth, nos ofrece la impactante conclusión de la saga Divergente y nos revela los secretos del mundo distópico que ha cautivado a millones de lectores.









Tras el finad de Insurgente te quedas con ganas  de saber como acaba la Trilogía. Y bueno, este libro me ha gustado mucho, pero he de decir que no me ha parecido tan entretenido como los otros. Esto es porque una vez que salen de la ciudad, las aventuras que viven los personajes no son continuas, como en otros libros, las acciones de estas son lentas y llega momentos en los que, a pesar del interés que puedas tener en saber cómo acaba el libro va menguando por el poco interés en lo que ocurre fuera y alargas mucho la lectura.

Una de las cosas que más me interesó desde el principio fue el tema de las facciones. Por qué estaban allí. Cómo se formaron. Es una de las razones por las que me mantuve "pegada" al libro desde que lo empecé a leer. La idea me pareció muy bien planteada y divertida, además de una buena manera de solucionar el problema. Lo que no me gustó fue la razón de los experimentos. Además de lo que había tras la valla, podían estar los peligros por los que la pusieron o el resto del mundo habitado o deshabitado

Me ha gustado conocer el pasado de algunos personajes que no aparecieron mucho, como la madre de Tris. El pasado que cuentan las notas de su madre es algo increíble: lo que pasó antes de llegar a la ciudad, después, como reorganizó su vida y la manera en la que se enamoró de la ciudad... y lo que continuó haciendo tras casarse.

Es un final para la trilogía bastante inusual y, aunque no tiene tanto suspense como el resto de libros, resulta entrtenido descubrir lo que hay más allá de la valla y cómo es el mundo en el que viven, ahora que saben que la valla no era para protegerlos. También hay una cosas que me desilusionó un poco: la respuesta a los experimentos no me acaba de convencer, no me resulta demasiado buena y puede que sea un poco simple y un poco complejo. Sin embargo, la manera en la que acaba la trilogía me ha parecido la mejor manera posible, porque con un problema así de complejo, no se podía resolver fácilmente.

No recomiendo leer a partir de aquí si no has leído el libro entero. Me ha gustado mucho este libro, al igual que la trilogía. Lees los dos primeros pensando "¿Por qué?" y teniendo ganas de encontrar respuestas, pero luego llegas a Leal y (para mí) te quedas pensando, "por... esto, ¿por esto?". No me ha convencido mucho la respuesta y tampoco algo muy importante, algo que podría pasar aunque cada persona es como es y las guerras son causadas por GD y GP, eso no se tiene que arreglar, nadie es perfecto. Por ello no entiendo a Tobías defraudado por eso, si quiere ser divergente, pues bueno, eso significa que te sientes de más de una facción y te resistes a los sueros, y ya.


A parte de eso, tenía ganas de saber cómo acabaría la ciudad, y aunque me ha sorprendido lo que hizo Tobias para recuperarla , me decepcionó el que las facciones dejaran de existir. Pero todo, desde la muerte de Tris hasta la de Uriah (inesperado) me han parecido bien.

Y Tris me ha encantado, era valiente y se sacrificó por aquellos a los que quería por mucho daño que la hubiesen hecho, y eso sabiendo que es estar cerca de la muerte y no querer pasar por eso nunca más. Tobias sigue sin ser un personaje que me guste mucho, es extraño y bastante arisco, a veces si me impresiona con todo lo que le ocurrió antes de conocer a Tris, pero otras no acaba de gustarme, meterme en su cabeza ha estado bien y para mí ha sido vital pero no muy divertido.


 Lo qué más me ha extrañado es que Peter renunciase a todo y se borrase la memoria además de irse fuera de la ciudad. Evelyn Johnson también me resulta extraña en la segunda parte del libro, no le interesa tanto la ciudad como su hijo y la vida que compartieron antes de morir falsamente. También resulta evidente que Evelyn no busca poner orden (en la primera mitad del libro), buscaba venganza: de Marcus y de la sociedad por los años que trabajó como abandonada. Había convertido a todos en abandonados no en una mejor sociedad.

Una de las cosas que me di cuenta es que el Departamento no podía controlar lo que ocurriese dentro de las ciudades ni inyectando el suero de la memoria a unas pocas personas. Se ve en el vídeo que ponen al final de Insurgente (se suponía que la valla la controlaban los de Cordialidad, pero luego fueron los osados). Lo que no me parece bien es la forma de pensar de los miembros de este, solo les importa ellos y sus experimentos. Estaban equivocados, pero tampoco me parece bien que quisieran borrar los recuerdos del Departamento (aunque intentaran hacer lo mismo, no tenían que decidir el destino de las personas porque sus vidas pertenecieran al experimento); pero me ha gustado esa solución.

Una cosa que me hubiese gustado saber es por qué Edith Prior abandonó su vida en el Departamento para unirse al experimento, ya que una persona privilegiada no necesitaba el dinero (aunque yo nunca, por nada del mundo renunciaría a una vida, ya que tu vida se basa en todos tus recuerdos).

La verdad es que no se me habría ocurrido un final mejor, sí, eso incluye la muerte de Tris (me encantó lo que la dijo su madre, como pensaba que se moría), pero me parece bien tal y como está. Otra de las cosas que me hubiese gustado es que restablecieran las facciones pero en una medida menos estricta (sin tener como lema "La Facción Antes que la Sangre"), aún así me ha gustado. Además esta trilogía tiene una cosa muy peculiar, cuentan dos historias por lo que durante los dos primeros libros no hay más que pistas y hechos que luego te sirven para elaborar lo que hay más allá de la valla, pero al final llegas a Leal y no sabes nada. Por mucho que te haya parecido que te diesen la información y resolviesen cosas, al llegar a Leal o sabes nada en cierto, y hay cosas que ni llegan a resolver, como he puesto antes. Es una cosa que me ha gustado mucho aunque como te dan tanta información su lectura resulta más lenta que la de los otros dos porque tienes que leer detenidamente y quedarte con las cosas y por eso se lee más despacio.

Y el final del libro es, simplemente, precioso. Ya no la manera en la que se vive el cuarto asentamiento el la ciudad y como vuelve a surgir, y sobre todo la parte en la que se dice cómo se siente al tirase por la tirolina y como dejan a Tris volar libre tras encontrar sus cenizas.


¿Lo mejor?: Su futuro.
¿Lo peor?: El problema genético.








Este libro me ha gustado mucho. La respuesta del problema resulta no es muy convincente, pero es la mejor manera de solucionarlo. La historia de la trilogía me parece impresionante y además el nuevo mundo imaginado por Veronica Roth para mí ha sido un lugar del que no quiero dejar de saber más historias sobre las facciones...
No ha sido exactamente lo que esperaba encontrar, pero me ha gustado.

La manera de escribir de la autora es increíble. Sabe decir las cosas de una manera tanto preciosa en esos momentos de libertad, momentos felices como hacer que nos tensemos en los momentos de suspense o en los que están en peligro; todo mediante pocas palabras. Pero nos lo hace sentir.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Septiembre

Empieza Septiembre ¡horror! no quiero que se acabe el verano... Aunque no es del todo malo, se vuelve a Howarts ese lugar mágico y único al que yo quiero ir a estudiar, aunque siempre pierda el billete de tren... ¡en fin!

¡¿Quiere alguien llevarme allí?!